Ir al contenido principal

Vinos en bag-in-box: cantidad y calidad asegurada por más tiempo

Me he tomado unos días de descanso mis queridos lectores para disfrutar de mi hermosa familia, pero aquí me encuentro nuevamente, con ganas de compartirles una opción que considero de excelente relación precio-calidad y una buena alternativa para las fiestas, las que ya pasaron o para cualquier otra celebración: los vinos en bag-in-box.

Es la posibilidad de contar con vino en cantidad suficiente y en buenas condiciones por más tiempo. En envases de 3, 4, 5 o más litros los vinos en este tipo de envase son generalmente de calidad decente y se encuentran disponibles en el mercado provenientes de casi todos los países productores a precio accesible. Aquí en Quebec mi preferencia en este tipo es siempre la misma: un delicioso vino tinto australiano genérico Wallaroo Trail que hemos abierto pasada la navidad y aun hoy al servirnos una copita conserva sus óptimas propiedades. Que descubrimiento gratificante es sentir todavía su cuerpo frutado, sus notas de frambuesa y ciruela y sus taninos suaves.

Dicen los fabricantes de bag-in-box que los vinos pueden conservarse hasta por 6 semanas, y esto es gracias a que en realidad en su interior son envases de plástico (PET) que evitan el ingreso de oxigeno, los cuales recubiertos de la caja de cartón también se protegen de la luz excesiva. Ambos, luz y oxigeno, sabemos que no son buenos amigos del vino.

Australianos, franceses y españoles son los que se disputan mayoritariamente el mercado de consumidores de este tipo de envases, pero lentamente se comienzan a ver en las góndolas también algunos vinos argentinos, chilenos e italianos. Son principalmente los grandes productores los que ofrecen en su gama de etiquetas los Bag-in-box. Y hasta algunos productores mas exclusivos, como aquellos que elaboran vinos orgánicos o kosher, se han animado a envasar sus caldos en estas cajitas simpáticas que confieso me hacen recordar a las queridas damajuanas. MLF





Comentarios

  1. Anónimo12:42

    Me parece una idea genial para poder tener acceso a una gran variedad de vinos!! A ver si incluyen algún matarromera que son excelentes!!! Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vetiver Viura, a delight from Rioja

(By Marina La Forgia) Let me introduce you to this very pleasant white wine from Bodegas Ontañon made with Viura, indigenous grape from Rioja. Vetiver is a good mix of terroir expression and winemaking. It combines intense tropical fruits aromas with some buttery and smoky notes that make it very original, onctuous and rich without losing any elegance and delicacy in the palate. Yes, it's a 2014 vintage which means "an aged white", and it really resumes the authentic Rioja style. However, at the same time this Vetiver is an innovative and audacious type of wine that I really loved to discover. It's good to get out of the comfort zone sometimes, wine tasting speaking...right?

Viña Real Crianza, an authentic Rioja blend

(Marina La Forgia) I like red wines when they are fruity, fresh and elegant, but I like them most when they also have a good structure and are a genuine expression of their unique terroirs...like Rioja ones! The Viña Real Crianza from CVNE Bodegas is without any doubts one of these spanish reds that never disappoint. If you look for a medium bodied and delicate red wine for your tasty meals, then try this delicious blend of Tempranillo, Garnacha and Mazuelo, aged for a minimum of 1 year in both French and American oak barrels. Intense but round, fruity but also a bit herbaceous, this Crianza is an authentic and traditional Rioja. A unique style and a sure value. 

Apothic Red: Un blend de California intenso y misterioso

No soy una consumidora frecuente de vinos californianos, pero debo reconocer que en general me gustan mucho. Forman parte del ya conocido estilo nuevo mundo donde la fruta, el color y la intensidad de cuerpo, sabores y aromas son característicos. He descubierto recientemente un vino tinto sublime. La etiqueta se llama Apothic y es el único exponente de la bodega que lleva su nombre, Apothic Wines. Por lo visto han puesto su energía a vinificar un solo vino, pero con gran dedicación. Me he dejado gratamente cautivar por este vino desde lo visual. Ya su nombre es atractivo, proviene del latín “Apotheca” y nos remite al misterioso lugar donde en el medioevo los europeos elaboraban y almacenaban sus vinos. Y en su nombre está su esencia, ya que es un secreto “blend” del enólogo que incluye cuatro variedades intensas: Zinfandel, Syrah, Cabernet Sauvignon y Merlot. El resultado no es más que una explosión de fruta, ya sea en sus aromas como en el gusto. Una verdadera delicia para los se