Ir al contenido principal

Yacochuya: el mundo de los viñedos de altura

Por Andrea La Forgia - Colaboradora especial en Buenos Aires
Sommelier de Cava

Esta semana nos reunimos con Arnaldo y Marcos Etchart que nos presentaron sus vinos de Valles Calchaquies .
Esta cata tuvo lugar en Los Galgos, uno de los bares notables de Buenos Aires fundado en 1930.
Marcos nos contó que después de la prestigiosa bodega Etchart de su padre, comenzó a funcionar Yacochuya y fue la primera bodega en contratar a un enólogo francés, Michel Rolland, para asesoramiento en el año 1988.
Cuentan con viñedos antiguos, de aproximadamente 100 años, lo cual es uno de los ingredientes para obtener vinos de calidad.
El primer vino fue San Pedro de Yacochuya Torrontes 2016, estilo clásico, a partir de uvas doradas y maduras, súper expresivo en nariz, frutal, floral y con acidez equilibrada.
El segundo vino fue Coquena Corte 2015, un blend de los clásicos varietales de Salta,  Malbec, Cabernet Sauvignon y Tannat. Estructurado y potente, de viñas más jóvenes.
El tercer vino fue San Pedro de Yacochuya  2014. Una cosecha más que no decepciona. Desde la primera cosecha en el año 1992, mantiene su calidad en un corte en el que predomina el Malbec y Cabernet Sauvignon de viñedos de más de 2000 metros de altura sobre el nivel del mar. 
Luego de vinificarse por separado, tienen una maceración post fermentativa conjunta durante un mes, logrando un muy buen volumen en boca y luego pasa un tiempo en barricas.
El cuarto vino fue Yacochuya  2015, 93% Malbec y 7% Cabernet Sauvignon, con crianza, del cual se puede percibir su potencial de guarda. Potente, con intenso color y a la vez elegancia.
Además pudimos probar los que pertenecen a Fernando Dupont y de los que Marcos es también el enólogo.
Estos vinos de Jujuy, muy inusuales, son elaborados con uvas de viñedos que se encuentran también en altura , llegando a una  máxima de 3300 metros sobre el nivel del mar.
Degustamos Sikuri 2015, un Syrah carnico y algo ahumado y Pasacana 2014, un intenso blend 80% Malbec, 10% Cabernet  Sauvignon y 10% Syrah. 
Al finalizar, tuvimos una sorpresa : un proyecto reciente , que tiene que ver con destilar orujos, obteniendo grapa estilo italiano por un lado y elaborando un aromático aguardiente de torrontés de 40% de alcohol.
Todo esto nos demuestra que la familia Etchart está siempre innovando y elaborando muy buenos vinos durante varias décadas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Vetiver Viura, a delight from Rioja

(By Marina La Forgia) Let me introduce you to this very pleasant white wine from Bodegas Ontañon made with Viura, indigenous grape from Rioja. Vetiver is a good mix of terroir expression and winemaking. It combines intense tropical fruits aromas with some buttery and smoky notes that make it very original, onctuous and rich without losing any elegance and delicacy in the palate. Yes, it's a 2014 vintage which means "an aged white", and it really resumes the authentic Rioja style. However, at the same time this Vetiver is an innovative and audacious type of wine that I really loved to discover. It's good to get out of the comfort zone sometimes, wine tasting speaking...right?

Viña Real Crianza, an authentic Rioja blend

(Marina La Forgia) I like red wines when they are fruity, fresh and elegant, but I like them most when they also have a good structure and are a genuine expression of their unique terroirs...like Rioja ones! The Viña Real Crianza from CVNE Bodegas is without any doubts one of these spanish reds that never disappoint. If you look for a medium bodied and delicate red wine for your tasty meals, then try this delicious blend of Tempranillo, Garnacha and Mazuelo, aged for a minimum of 1 year in both French and American oak barrels. Intense but round, fruity but also a bit herbaceous, this Crianza is an authentic and traditional Rioja. A unique style and a sure value. 

Apothic Red: Un blend de California intenso y misterioso

No soy una consumidora frecuente de vinos californianos, pero debo reconocer que en general me gustan mucho. Forman parte del ya conocido estilo nuevo mundo donde la fruta, el color y la intensidad de cuerpo, sabores y aromas son característicos. He descubierto recientemente un vino tinto sublime. La etiqueta se llama Apothic y es el único exponente de la bodega que lleva su nombre, Apothic Wines. Por lo visto han puesto su energía a vinificar un solo vino, pero con gran dedicación. Me he dejado gratamente cautivar por este vino desde lo visual. Ya su nombre es atractivo, proviene del latín “Apotheca” y nos remite al misterioso lugar donde en el medioevo los europeos elaboraban y almacenaban sus vinos. Y en su nombre está su esencia, ya que es un secreto “blend” del enólogo que incluye cuatro variedades intensas: Zinfandel, Syrah, Cabernet Sauvignon y Merlot. El resultado no es más que una explosión de fruta, ya sea en sus aromas como en el gusto. Una verdadera delicia para los se