Ir al contenido principal

Vinos que están muy cerca

Por Andrea La Forgia - Colaboradora especial en Buenos Aires
Sommelier de Cava
   
La semana pasada en otra de las interesantes convocatorias de la Asociación Argentina de Sommeliers y gracias a Maru Barbero de Clusters,  nos reunimos una vez más en Lo de Joaquín Alberdi que además festejaba sus 11 años en el mundo de las vinotecas de Palermo.
En esta ocasión, la bodega Trivento, que en una especie de homenaje a Julio Cortázar, basándose en una de sus frases "distantemente juntos" nos presentó su línea de alta gama Lejanamente Juntos.
Victoria Prandina, una de las enólogas del equipo, a cargo de los vinos de edición limitada y exquisiteces de la bodega, nos guió en la degustacion.
Estos vinos fueron un original blend de Semillon y Sauvignon Blanc 2016 y un maravilloso corte clásico de Malbec y Cabernet Sauvignon 2013.
En este corte blanco de 85%  Semillon proveniente de un viñedo antiguo y 15% de Sauvignon Blanc encontramos una nariz muy expresiva que nos recordó aromas de miel, limón y jengibre  y en boca una acidez marcada, crujiente, debido a que sus uvas son cosechadas tempranamente, dando como resultado un vino con mucha frescura. Es un vino con mucho estilo, con 12% de alcohol y que representa el lugar de donde proviene, Valle de Uco, Mendoza.
De la misma zona, degustamos un Malbec 60% que se cosecha de viñas de 95 años de edad, con bajo rendimiento y que le da una buena concentración de color y Cabernet Sauvignon 40% , que le aporta algo especiado y salvaje. Este corte es el que pertenece al año 2013, ya que en los blends de los años siguientes, que aún no están a la venta , intervienen otras cepas tales como Cabernet Franc y Merlot.
Pudimos apreciar una nariz con frutas rojas en confitura y algo floral junto con pimienta negra y gracias a su madurez de taninos, un paladar aterciopelado.
Este vino es obtenido luego  de una doble selección manual de las bayas, una fermentación con levaduras seleccionadas, con 15% de alcohol y un paso por barricas de roble francés, 50% primer uso y 50% segundo uso durante 18 meses y estibado durante al menos un año antes de salir a mercado.
Y también tuvimos la oportunidad de probar el Malbec Golden Reserve 2015, que es parte de otro segmento comercial, un muy equilibrado y frutado varietal, que permanece doce meses en barricas de tostado medio .
Un elegante espumante extrabrut, 60% Pinot Noir y 40% Chardonnay fue el brindis ideal para un excelente final.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Vetiver Viura, a delight from Rioja

(By Marina La Forgia) Let me introduce you to this very pleasant white wine from Bodegas Ontañon made with Viura, indigenous grape from Rioja. Vetiver is a good mix of terroir expression and winemaking. It combines intense tropical fruits aromas with some buttery and smoky notes that make it very original, onctuous and rich without losing any elegance and delicacy in the palate. Yes, it's a 2014 vintage which means "an aged white", and it really resumes the authentic Rioja style. However, at the same time this Vetiver is an innovative and audacious type of wine that I really loved to discover. It's good to get out of the comfort zone sometimes, wine tasting speaking...right?

Viña Real Crianza, an authentic Rioja blend

(Marina La Forgia) I like red wines when they are fruity, fresh and elegant, but I like them most when they also have a good structure and are a genuine expression of their unique terroirs...like Rioja ones! The Viña Real Crianza from CVNE Bodegas is without any doubts one of these spanish reds that never disappoint. If you look for a medium bodied and delicate red wine for your tasty meals, then try this delicious blend of Tempranillo, Garnacha and Mazuelo, aged for a minimum of 1 year in both French and American oak barrels. Intense but round, fruity but also a bit herbaceous, this Crianza is an authentic and traditional Rioja. A unique style and a sure value. 

Apothic Red: Un blend de California intenso y misterioso

No soy una consumidora frecuente de vinos californianos, pero debo reconocer que en general me gustan mucho. Forman parte del ya conocido estilo nuevo mundo donde la fruta, el color y la intensidad de cuerpo, sabores y aromas son característicos. He descubierto recientemente un vino tinto sublime. La etiqueta se llama Apothic y es el único exponente de la bodega que lleva su nombre, Apothic Wines. Por lo visto han puesto su energía a vinificar un solo vino, pero con gran dedicación. Me he dejado gratamente cautivar por este vino desde lo visual. Ya su nombre es atractivo, proviene del latín “Apotheca” y nos remite al misterioso lugar donde en el medioevo los europeos elaboraban y almacenaban sus vinos. Y en su nombre está su esencia, ya que es un secreto “blend” del enólogo que incluye cuatro variedades intensas: Zinfandel, Syrah, Cabernet Sauvignon y Merlot. El resultado no es más que una explosión de fruta, ya sea en sus aromas como en el gusto. Una verdadera delicia para los se