Un blend expresivamente siciliano


Sicilia es una de las regiones de Italia que más me atrae. Los vinos producidos en esta isla mediterránea son de características bien intensas, vinos con cuerpo y personalidad. Pese a ser vinos europeos y tradicionales, las etiquetas se identifican mayoritariamente por sus variedades, como los vinos del nuevo mundo. La Nero d'Avola es la cepa emblema de la región y los vinos de mejor calidad tienen su propia apelación IGT. Además de sus uvas autóctonas, en Sicilia se cultivan casi todas las variedades francesas más conocidas, como la Merlot, la Cabernet Sauvignon o la Syrah. 
Un buen vino de tipicidad de este terroir es el Sedara, poducido por una de las cantinas más conocidas, Donnafugata. Me ha gustado porque es un típico IGT siciliano blend de Nero d'Avola, Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah desbordante de color, aroma y sabores de grosella, ciruela, cerezas y tabaco. Intensidad y voluptuosidad en su máxima expresión. Precio SAQ: $18,95 MLF


Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Hola!: un Cava Rosado para darle color a la terraza

Un Ladron y los secretos de la Mencía

Apothic Red: Un blend de California intenso y misterioso