2020/05/18

Dos estilos de Cabernet Sauvignon, ¡auténticamente argentinos!  

Par Marina La Forgia

Para el gran placer y para todos los gustos, ¡no hay un solo estilo de Cabernet Sauvignon argentino! Y si de buenas opciones se trata, les presento aquí dos grandes vinos que seducen y sorprenden de manera diferente. ¡Atención! Los cabernet argentinos en general nada tienen que ver con el estilo californiano de vinos sobrecargados de fruta cocida y madera. Su intensidad está dada por las características del terruño, entre ellas la altitud, que permiten obtener las óptimas condiciones de maduración de las uvas.

Estos dos vinos que elegí para mi publicación de hoy son distintos, pero sin embargo tienen algunos puntos en común: 100% varietales, son producidos por grandes y prestigiosas bodegas, son procedentes de la región de Mendoza y podemos ubicarlos en un mismo segmento de precios en la SAQ entre 16 y 20 CAD.



Para aquellos amantes de los vinos más frutados, intensos y carnosos que tanto representan al carácter del nuevo mundo, les sugiero el de Terrazas de los Andes, un vino Reserva delicioso y potente con todas las notas de la tipicidad en su máxima expresión. En nariz, desborda de notas de casis, tabaco, mientras que en boca es untuoso y envolvente, con notas que recuerdan aun la fruta, pero con algunos sabores de chocolate y pimienta. De taninos presentes pero redondos, es un Cabernet potente de excelente final y persistencia. (CAD 19,95)



Y si en cambio, nuestro paladar está a la búsqueda de un genuino Cabernet argentino pero de carácter más sutil y elegante, en el que se resaltan las notas más vegetales y refrescantes de la variedad, es sin dudas el de Bodega La Mascota una opción más que perfecta. Ya en nariz, se percibe su lado más herbáceo, con aromas de pimiento verde, menta y algo de ciruela y casis. En boca, es igualmente intenso pero particularmente sedoso, con una acidez justa y refrescante que deja un sabor en final de boca muy delicado. (CAD 16)

Y en lo personal, agradezco tener la oportunidad de disfrutar los vinos argentinos al máximo acompañándolos con comidas caseras típicas de mi querido país de origen: empanadas de carne y un suculento asado. Una vez más, dos momentos de degustación perfectos que colmaron mis papilas y mi dosis de nostalgia. ¡Salud!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Verdejo...¡hoy y siempre!

No puedo evitar esconder mi preferencia personal por los verdejo españoles. Son unos blancos tan frescos, expresivos, elegantes…no importa e...